fondo Código Ético de la Fundación Corell
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Código Ético de la Fundación Corell

A nuestros beneficiarios, colaboradores, patrocinadores proveedores, y a todo aquel que se relacione con nuestra Fundación

El Patronato de la Fundación Francisco Corell ha aprobado por unanimidad, en su reunión  de ordinaria  de su Patronato celebrada en Madrid el día 10 de marzo de 2020, el presente Código Ético, que contiene los principios y valores éticos y normas de conducta que deben guiar de forma eficaz la actuación de todas las personas que forman parte de la Fundación Corell. Para la Fundación Corell las obligaciones que voluntariamente asume con respecto a esos principios, valores y normas de conducta, no son un mero ejercicio de cumplimiento bienintencionado, sino que pretenden ser un referente interno de comportamiento y actuación, que tienen como fundamento un compromiso ético con la sociedad y una voluntad de cumplimiento con la legalidad y los objetivos de la Fundación que, a la postre, constituyan un elemento de diferenciación de nuestra propuesta de valor. La actividad cualquier Fundación está íntimamente condicionada por su capacidad de generar confianza. La Fundación Corell no es ninguna excepción. Por este motivo deseamos ser plenamente transparentes con respecto a qué compromisos asumimos y cómo de rigurosa es esa asunción. La redacción de un Código Ético es siempre positiva para cualquier organización, pero en el caso de la Fundación Corell es particularmente importante al tener nuestra Fundación proyección importante sobre un sector estratégico, capital para la economía del país, y que está sometido a tan importantes retos en los próximos años, como es el del transporte  por carretera, tanto de personas como de mercancías; a cuyos empresarios, trabajadores y resto de stakeholders pretende servir, también mediante la transmisión, y difusión de los principios y valores de los que nos hemos dotado y cuyo contenido abrazamos. El presente Código Ético incluye también la descripción del canal de denuncias, así como las normas básicas de anticorrupción y gestión de conflictos de interés, que se desarrollarán a través de políticas específicas. Estos dos elementos se configuran como especialmente relevantes dentro del entramado de normas internas de vigilancia, control y comportamiento que la Fundación desea aplicar. Por último, aludimos también un texto cuya adhesión se proclama en este Código Ético, con la voluntad de que complete nuestro sistema de valores y nuestra interrelación con el mundo, me refiere a los Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que nuestra Fundación ya asumió en mayo de 2016. La inclusión de estos principios implica que nuestra actividad quedará igualmente determinada por su contenido, que incluimos aquí como anexo. Este Código Ético nace con la vocación de permanencia, pero se describe también la fórmula para su revisión y el procedimiento para su comunicación y entrada en vigor.